Augusto Nicolás Calderón Sandino, Revolucionario  Nicaragüense, Defensor de la Soberanía y la Libertad de nuestro país

Augusto Nicolás Calderón Sandino, Revolucionario  Nicaragüense, Defensor de la Soberanía y la Libertad de nuestro país

Borde-de-titulos-scaled.jpg

Por: Alis García

“Quiero poner mi grano de arena en pro de la emancipación y bienestar social de la clase trabajadora, para toda la familia azotada por la miseria o desheredada”.

Este 18 de mayo se celebra un aniversario más del natalicio de Augusto Nicolás Calderón Sandino, nació en Niquinohomo,  Nicaragua, el 18 de mayo de 1895, hijo ilegítimo de Gregorio Sandino un adinerado cultivador de café, y Margarita Calderón, una indígena sirvienta de la plantación  de su padre.

 En 1904, a la edad de 9 años, es abandonado por su madre y enviado a vivir con su abuela materna. Más tarde es enviado a vivir con la familia de su padre, donde debe trabajar como peón de la plantación para ganar su hospedaje.

 La gesta libertaria que representó Sandino ha trascendido las fronteras, transformándose en símbolo de y bandera de los pueblos que luchan contra la  opresión y el dominio de fuerzas externas hasta obligar a los Estados Unidos a retirar sus tropas de Nicaragua. 

De origen muy humilde, Augusto Sandino trabajó como minero en Nicaragua, Honduras y México. En 1926 regresó a su país, ocupado desde 1916 por las tropas estadounidenses que defendían los intereses de las compañías fruteras de Estados Unidos. Optó por defender la Autonomía Nacional, afectada por el convenio Bryan-Chamorro y por la firma del tratado Stimpson-Moncada, por lo que reunió un grupo de guerrilleros y se alzó en armas.

Durante esta fase de guerra, Sandino contrajo matrimonio con Blanca Aráuz telegrafista de san Rafael del norte Jinotega, de este matrimonio Nació la única  hija de Sandino, Blanca Segovia, su madre falleció poco después de su nacimiento por complicaciones de parto 

Con apenas veintinueve hombres (eran 30 con él) y 40 rifles, Sandino inicia una guerra nacional contra el invasor estadounidense y los gobiernos entreguistas de Díaz y Moncada; animando primero a los campesinos neosegovianos y luego a todos los nicaragüenses a la lucha armada.

Durante seis años Sandino combatió contra las tropas de diferentes gobiernos apoyados por Estados Unidos, al término de los cuales había logrado aglutinar a su alrededor a unos tres mil hombres y se había ganado la admiración popular.

Su prestigio político continuaba siendo una amenaza para los dirigentes del país, por lo cual, tras aceptar una invitación para acudir al palacio presidencial, fue emboscado y asesinado por Anastasio Somoza, jefe de la Guardia Nacional y sobrino del ex presidente José María Moncada.

La muerte del líder no significó la desaparición de su movimiento, y su nombre pasó a encarnar la lucha de liberación de Nicaragua. El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), alineación política creada en 1962.

Se constituyó como continuadora del ideario de Sandino y centró sus miras en el derrocamiento de los Somoza mediante la lucha armada, objetivo que lograría muchos años después (en 1979) al forzar la caída del presidente Anastasio Somoza de Baile, hijo de Anastasio Somoza.