EDDY RIZO ZELEDÓN FORJÓ EL CAMINO QUE HABÍA QUE SEGUIR

EDDY RIZO ZELEDÓN FORJÓ EL CAMINO QUE HABÍA QUE SEGUIR

Borde-de-titulos-scaled.jpg

Por: Alís García

Eddy Saúl Rizo Zeledón, nació el 25 mayo 1959 en el municipio San Rafael del Norte, departamento de Jinotega. Su padre fue el señor Tirso Rizo de ancestros Italianos, profesional del magisterio que se desempeñó como inspector del Ministerio de Educación y como un connotado historiador de su natal san rafael del norte. Su madre, fue la señora Carmencita Zeledón, ama de casa. La familia Rizo – Zeledón.

A principios de los años 60 la familia Rizo – Zeledón, se trasladó a vivir a la ciudad de Matagalpa para que sus hijos e hijas tuviesen acceso a la educación secundaria. En esta ciudad Eddy Saúl, realizó sus estudios de educación secundaria en el Instituto Nacional Eliseo Picado. Eddy Saúl se integró a la lucha Política Revolucionaria contra la tiranía de la dictadura militar que había establecido en Nicaragua la dinastía de la familia Somoza, apoyados en la represión de la llamada guardia nacional.

En 1976, Eddy Saúl se integró a la Asociación de Estudiantes de Secundaria (AES), siendo uno de los destacados fundadores del capítulo departamental de Matagalpa de esta beligerante organización que le aportó al FSLN centenares de guerrilleros adolescentes.

Cuando vino el tiempo de los estudios universitarios de sus hijos, don Tirso y doña Carmencita, se trasladaron a la ciudad de León a mediados de los años 1970 para que sus hijos se matricularan en la UNAN. Considerando la alta demanda de alternativas de albergues para estudiantes procedentes de toda nicaragua. Eddy Saúl se matriculó en la UNAN, clasificando en la disputada carrera de medicina, a la que aplicaban más de un millar de bachilleres para lograr uno de los escasos 90 cupos.

Con su antecedente de dirigente del AES, inmediatamente se integró al FER llegando a ser el presidente del CUUN (Centro Universitario de la Universidad Nacional) de la facultad de medicina, elegido por ser un excelente estudiante y un destacado  dirigente caracterizado por su integridad moral, su espíritu fraterno, sus convicciones sandinistas

Junio de 1979, destacan tres grandes emboscadas de aniquilamiento a la guardia somocista: el 27 de abril columnas guerrilleras del FSLN emboscan a un convoy de la guardia somocista en la barranca, un pequeño promontorio ubicado en el barrio Sutiava.

Eddy Saúl, cae herido por una bala calibre 5,56 de fusil galil, y es evacuado desangrándose, asfixiándose, porque la bala le perforó un pulmón. Después de una hora de batallar por su vida, expira cuando estaban empezando a darle asistencia médica. Su cadáver fue sepultado en la iglesia zaragoza de la ciudad de león, hasta dos días después de su muerte.