75 Aniversario de la Gritería de Penitencia en Nicaragua, por la Asunción de María

75 Aniversario de la Gritería de Penitencia en Nicaragua, por la Asunción de María

Borde-de-titulos-scaled.jpg

Cientos de personas celebran este domingo 14 de agosto, la popular “Gritería Chiquita”, en la ciudad colonial de León, en honor a la Asunción de María, lo que representa una de las tradiciones más importantes del noroeste de Nicaragua.


Como todos los años desde 1947, cuando los leoneses prometieron festejar a la Virgen de la Asunción a cambio de que detuviera una erupción del volcán Cerro Negro, la fiesta inició oficialmente en el altar mayor de la Real e Insigne Basílica Catedral de la ciudad de León, con el tradicional grito de “¿Quién causa tanta alegría?”, a lo que los feligreses respondieron: “La Asunción de María”.

La fiesta consiste en que los fieles recorren en grupos las calles de León, y se detienen ante cada altar de la Virgen que encuentran a su paso, para entonar cantos, rezos, y gritar “¡¿Quién causa tanta alegría?!”, responder “La Asunción de María”, y a cambio reciben la tradicional “Gorra” de los dueños del sagrario, generalmente dulces, frutas o alimentos.


Al igual que todos los años, algunas personas se suman a la celebración con altares elaborados en sus viviendas en diferentes ciudades de Nicaragua, aunque sin ofrecer “Gorras”

La llamada “Gritería Chiquita” se hizo popular de inmediato entre los fieles católicos nicaragüenses, quienes consideran un milagro el cese de la erupción en 1947 del volcán Cerro Negro, de 728 metros de altura y uno de los más activos de Nicaragua.