Pensamiento de un hijo con Dignidad nicaragüense

Pensamiento de un hijo con Dignidad nicaragüense

Borde-de-titulos-scaled.jpg
Facebook
Twitter
WhatsApp

Son los hijos del maíz una y otra vez los que saltan empuñando el rigor en busca de su libertad, quienes han defendido con sangre, esperanza y amor, las benditas riquezas de esta patria bañada del azul y blanco de la paz, paz que anhelamos todas y todos desde hace varios siglos.

¡Maldición de Malinche!

Así lo describieron nuestros hermanos de la etnia mestiza de México en su folclórico canto, una dedicación directa de desprecio al intervencionismo incesante de pies gigantes que siempre ha querido aplastar, someter y robar las bellezas de nuestros pueblos. ¡Y es que somos millonarios!

Atacaron a nuestros aborígenes. Andrés castro los apedreo, sandino los deporto y quisieron volver. Inhumanos, inconformes que aun teniendo todo el dinero continuan infelices.

Nos arrebataron la paz y hurtaron nuestro dinero, pero jamás mataran nuestros ideales y es Sandino hijo de su madre Nicaragua quien nos enseño a no ceder ante la aparente humildad y no recibir a manos abiertas a los que se presentan con capas de amigos y alma de judas.

Hijo del maíz nunca olvides que la historia se creó para aleccionarnos que en la vida hay Hipócritas con precios verdes.